miércoles, 24 de marzo de 2010

Tu ausencia y tu deseo.






Esta ausencia agotadora,
debilita mi esencia.
Desacertando el momento
de encontrarte.
Ahora me faltas,
como a la noche su oscura prenda.
Y hasta te sueño,
con aquellas alas que yo te dí.
Y vuelas.
Donde ya no hay cielo,
no pueden verte mis ojos.
No entiendes,
que me faltas.
Necesito de ti,
besos escondidos
caricias sisadas,
sexo a hurtadillas.
Y tu te permites
todo lo que quieres
Mi amor te engríe,
no lo necesitas,
te sobra,
lástima,
que no lo quieras:
límpido,
pulcro,
sincero;
Lo quieres
negro,
amargo,
verdugo,
cruel,
sanguinario,
así lo tendrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dí lo que quieras.

Seguidores