domingo, 13 de junio de 2010

Rosa Plástica



Una rosa plástica,
llorando por marchitarse,
con su sempiterna
sonrisa apagada,
envidiosa,
no tiene quien le cante,
decorando,
espacios vacíos,
imprimiéndoles vida,
mientras su corazón
plástico, olvidado, perdido,
entre pétalos cosidos,
está muerto,
siempre muerto,
más muerto,
que una fantasmal esperanza,
tan interfecto,
tan exánime,
tan frío,
tan plástico.

2 comentarios:

  1. Tan plástico como casi la vida de un humano de plástico. Bello poema, poeta.

    Saludos

    ResponderEliminar

Dí lo que quieras.

Seguidores